Regreso al hogar - SATSAID
General | Sin categoría
General | Sin categoría

Regreso al hogar

Regreso al hogar

Regreso al hogarHomenaje a nuestro querido Ray Bradbury (1920 – 2012)

Cierta vez contó que, siendo niño, solía visitar la casa de sus abuelos,
contemplaba desde allí el planeta Marte y decía: Llévenme a casa.
Finalmente Raymond Douglas Bradbury emprendió el viaje.
Murió en la noche del martes 4 de junio en Los Ángeles,
a los 91 años de edad, durante el tránsito de Venus.
Su salud era frágil desde hacía ya bastante tiempo.
Nació el 22 de agosto de 1920 en Waukegan, en el estado de Illinois.
No fue a la universidad: fue un autodidacta y un ávido lector.
A los 3 años, ya había decidido ser escritor. Siempre reconoció
y agradeció otras influencias: Me enseñó Shakespeare,
me enseñó Julio Verne. Edgar Allan Poe me dijo que escribiera.
Edgar Rice Burroughs y John Carter de Marte… H. G. Wells
y El hombre invisible. Los grandes nombres fueron mi influencia
y con ellos nunca necesité más consejo.
Cuando le preguntaban sobre su proceso creativo,
él respondía que la escritura es un núcleo de pasión recubierto
por una caparazón de inteligencia.

En su artículo La dicha de escribir, nos dice:
Garra. Entusiasmo. Cuán raramente se oyen estas palabras.
Qué poca gente vemos que viva o, para el caso, cree guiándose por ellas.
Sin embargo, si me pidiesen que nombrara los elementos
más importantes del carácter de un autor, aquello que da forma
a su material y lo impele hacia donde quiere ir, sólo podría advertirle
que pusiera atención a su garra, que se fijara en su entusiasmo.
Ustedes tienen su lista de autores favoritos. Yo tengo la mía.
Dickens, Twain, Wolfe, Peacock, Shaw, Moliere, Jonson, Wycherly,
Sam Johnson. Poetas: Gerard Manley Hopkins, Dylan Thomas, Pope.
Pintores: El Greco, Tintoretto.
Músicos: Mozart, Haydn, Ravel, Johann Strauss (!).
Pensar en estos nombres es pensar en garras, apetitos, entusiasmos
grandes o pequeños pero siempre importantes. Pensar en Shakespeare
y Melville es pensar en truenos, relámpagos, viento.
Todos conocían el gozo de crear en formas amplias o reducidas,
en telas ilimitadas o estrechas.
Son los hijos de los dioses. Sabían divertirse trabajando.
No importaba si de vez en cuando crear fuera difícil,
qué tragedias o enfermedades les afectaban la vida más íntima.
Las cosas importantes son las que nos llegaron de sus manos y sus mentes,
y están llenas a reventar de vigor animal y vitalidad intelectual.
Nos transmitieron sus odios y desesperaciones
con una especie de amor.

¡¡Un larguísimo abrazo de despedida para nuestro Marciano Favorito!!

Fuente: Mercedes Falcon

User Image
Redacción
Temas relacionados

Mira tambien:

JUJUY: LA CGT SE REUNIÓ CON LA SECRETARÍA DE TRABAJO Y EMPLEO DE LA PROVINCIA 
hace 3 días

JUJUY: LA CGT SE REUNIÓ CON LA SECRETARÍA DE TRABAJO Y EMPLEO DE LA PROVINCIA 

EL SATSAID SE MOVILIZÓ AL CONGRESO EN RECHAZO A LA LEY BASES 
hace 5 días

EL SATSAID SE MOVILIZÓ AL CONGRESO EN RECHAZO A LA LEY BASES 

COMPAÑERA SILVIA VARGAS SIEMPRE PRESENTE 
hace 6 días

COMPAÑERA SILVIA VARGAS SIEMPRE PRESENTE